ESENDOM

Cultura y conciencia

Escritores haraganes buscan destronar a Frank Báez

Humor, Satire, SátiraNelson Santana1 Comment
  Foto:  Jaime Guerra/ Fuente : BBC 

Foto: Jaime Guerra/Fuente: BBC 

Por Carabela García
16 de enero de 2018

Estas últimas semanas han colocado al escritor dominicano Frank Báez en la cima del éxito: no paran las llamadas telefónicas, las entrevistas, las traducciones, las antologías y las menciones en la gran prensa. No paran tampoco las invitaciones a fiestas y seminarios, así como a innumerables charlas y bonches en cafetines, fondas, bibliotecas y espacios culturales en lo ancho y hondo del continente americano.

Empujados por la envidia y un cierto complejo de inferioridad ante la popularidad de la joven luminaria o luciérnaga de la literatura en Santo Domingo, un grupo de escritores, a los que unió la literatura y la holgazanería por igual a pesar de recelos y chismes, han puesto en marcha un plan que busca como objetivo destronar a Frank Báez y llegar a la fama que tanto desean adoptando la siguiente formula literaria: 

  • Leer más literatura beat
  • Beber agua de coco en la calle El Conde y luego escribir un poema
  • Ser apolítico
  • Mirar a la cuestión social más a menudo
  • Nunca temer las influencias
  • Terminar esa novela que lleva ya una década y pico
  • Reírse de la vida
  • Terminar ese poema (15 años, 12 minutos y 35 segundos revisándolo)
  • Ir al cine
  • Leer más/disfrutar más
  • Dejar el chisme o chismear menos
  • Trabajar/hacer el trabajo
  • Lanzar una revista y darle seguimiento, aunque te lean tres gatitos
  • Darse una vuelta con la Madrina de todo lo cool en Santo Domingo
  • Leer escritores fuera del Boom
  • Dejar atrás la mezquindad
Darse una vuelta con la Madrina de todo lo cool en Santo Domingo
  • Rechazar toda dadiva o migaja del estado y ponerse a trabajar en serio
  • Menos envidia
  • Beber Prestige, moonshine, mojitos, guarapo de piña; el vino y el quesito es tan 1985
  • Caminar (especialmente por los barrios, barriadas y bares de mala muerte)
  • Caminar (especialmente por las calles bohemias, callejones y callejuelas, vidrieras céntricas de la ciudad)
  • Tomar notas de cada instante. De cada exposición/presentación cultural.
  • Mirarte en el espejo una y otra vez
  • Madrugar con nuevos borradores poéticos
  • Dejar la haraganería atrás. Muy atrás…
  • Y, por último, si nada de esto funciona: imitar al FFB (Fucking Frank Báez)

Es de esperar a ver si los escritores—de reconocida vagancia mercurial—dejan sus amenazas y por fin cumplen con llevar al cabo la ruta o plan que les llevara al éxito o al estrellato. Ojo, Frank Báez. Mucho ojo. 

___

Si te gustó esta sátira, escribe a esendom@esendom.com