ESENDOM

Cultura y conciencia

Frenando un ‘Toro’ que arremete en contra la música dominicana y sus artistas

ESENDOM

La frustración de algunos en el medio

Por Nelson Santana

21 de diciembre, 2010

En el medio de la farándula existen muchas personas que por una razón u otra no pican bien o simplemente no consiguen lo que denominan lo suyo, y por tal razón o razones toman la decisión de perjudicarle la carrera a un artista

Sin duda, la música dominicana – merengue, bachata y merengue típico – son géneros contagiosos que ponen a bailar hasta a las personas sin sangre. En la República Dominicana y en el exterior, entre dominicanos y personas no dominicanas, estos ritmos quisqueyanos suenan sin cesar. En Estados Unidos, Prince Royce, Aventura, Héctor Acosta ‘El Torito’, Juan Luis Guerra, y Omega son algunos de los embajadores de los géneros de Quisqueya que en la actualidad suenan en emisoras y discotecas, entre otros lugares.

  Foto: Emmanuel Espinal/Robert Liriano y el Vakandú de Banda Unik en Barco Destiny, World Yacht, Manhattan, 15 de agosto 2010

Foto: Emmanuel Espinal/Robert Liriano y el Vakandú de Banda Unik en Barco Destiny, World Yacht, Manhattan, 15 de agosto 2010

Hace unos días un tal 'Toro con los Artistas' arremetió en contra de algunos de los artistas más pegados del momento proclamando que los artistas dominicanos de bachata, merengue, merengue típico y música urbana han fracasado totalmente en sus más recientes giras en Estados Unidos, pero más preciso, Nueva York.

Según El Toro, ''En estos momentos el negocio de la música en nueva york esta [sic] de capa caída ya que no hay un grupo típico [sic], merenguero, bachatero, ni reguetonero [sic] que este [sic] pegado, ninguno quieren invertir en su carrera solo creen que con decir ‘Ayudame ahí’[sic] van a sonar pero no es asi' [sic]. El Toro continua, mencionando artistas como Tito Swing, Tulile y Vakeró entre otros que según él, no “están pegados” ni “suenan en las radios”. Es común que se le "caiga" una o dos fiestas a un artista mientras está de gira, pero normalmente lo mencionado es un dilema que se presenta cuando un promotor no pone de su parte y no toma los pasos adecuados para darle promoción a uno de sus espectáculos.

Para ser un veterano del medio, es evidenteque El Toro no está al día con las canciones que están pegadas en el medio, ya que el merengue “Prende la hookah” de Tulile es uno de los merengues más pegados en las radios y discotecas en la República Dominicana y Nueva York, inclusive es una de las 5 canciones más pegadas en los programas radial y televisión de El Pachá; también el reggaetón “Que mujer tan chula” por Vakeró (posición número 22 en el ‘Top 25’ de Esendom), sigue siendo una de las canciones más pegadas en la actualidad en las radios y discotecas, aunque tenga más de ocho meses sonando.

  Foto: Emmanuel Espinal/El Prodigio en la Parrillada Maeña, 5 de septiembre, 2010

Foto: Emmanuel Espinal/El Prodigio en la Parrillada Maeña, 5 de septiembre, 2010

El Toro es sumamente cuidadoso en cuanto sus comentarios. Él no se atreve a mencionar a ningún merenguero tradicional, sino interpretes del merengue denominado 'De calle', lo cual muestra que El Toro comparte una mentalidad semejante al grupo de personas que ponen al merengue tradicional por encima de los otros géneros dominicanos. Tales personas contribuyen con mantener marginalizado los géneros de merengue típico, merengue urbano, la bachata y el hip hop dominicano.

Respaldando el talento dominicano

Durante sus dos años de existencia Esendom ha tenido el honor de establecer relaciones y a la vez ser testigo y darle cobertura a los eventos en donde se han presentado algunos de los artistas que nombra El Toro incluyendo Banda Unik y El Prodigio, que según El Toro, no llenan los lugares en donde se presentan. (Presione aquí para ver las galerías de fotografías tomadas por Esendom de eventos en donde se presentaron El Prodigio y Banda Unik en sus más recientes giras por Nueva York en el 2010).

En el medio de la farándula existen muchas personas que por una razón u otra no pican bien o simplemente no consiguen lo que denominan lo suyo, y por tal razón o razones toman la decisión de perjudicarle la carrera a un artista – en este caso, la carrera de un sinnúmero de artistas dominicanos que viajan a Estados Unidos no sólo para ganarse los verdecitos, sino también para que sus fanáticos tengan el placer de gozar de sus canciones en vivo.