ESENDOM

Cultura y conciencia

Desde Santo Domingo, la revista ¡Ahora! condenaba el golpe de estado en Chile

historia, historyNelson SantanaComment
Fuente: SCRIBD | Lorenzo Paulino

Fuente: SCRIBD | Lorenzo Paulino

Por Amaury Rodríguez                                   11 de septiembre de 2017

El 24 de septiembre del 1973 el número 515 de la revista ¡Ahora! publicaba un editorial denunciando el golpe militar del 11 de septiembre del 1973 en contra del gobierno de la Unidad Popular presidido hasta ese fatídico día por el presidente  Salvador Allende.

Coincidencialmente, esa edición de la revista conmemoraba el décimo aniversario del golpe militar en Santo Domingo en contra del gobierno constitucional del escritor y político Juan Bosch, puesto en marcha en la madrugada del 25 de septiembre del 1963. Acompañaba el número especial una portada con las imágenes de Bosch y Allende respectivamente, y de una forma u otra, la tapa resaltaba el paralelismo entre estas dos asonadas golpistas septembrinas.

El popular semanario ¡Ahora! estaba bajo la dirección del periodista Rafael Molina Morillo quién fue fundador de la revista y otros medios informativos. Morillo se mantuvo activo en el periodismo hasta su deceso en abril de este año. Conformaban el equipo de redacción junto a otras personas, Emma Tavárez Justo, de inquebrantable compromiso social, y Orlando Martínez, quien a pesar de su militancia de izquierda, fungía como  jefe de redacción de la revista más importante de periodo post-dictatorial. Por su abierta oposición al régimen balaguerista, Martínez fue asesinado en 1975 por un comando paramilitar.

Caricatura de Roger Estévez. Revista ¡Ahora! No.515, 24 de septiembre de 1973. Fuente: SCRIBD | Lorenzo Paulino

Caricatura de Roger Estévez. Revista ¡Ahora! No.515, 24 de septiembre de 1973. Fuente: SCRIBD | Lorenzo Paulino

Con el encabezado de “Dos golpes”, el editorial de ¡Ahora!  hacia referencia a estos dos derrocamientos militares de nefastas consecuencias para  futuro de las dos naciones y América Latina. Desde esa fecha, la revista inauguraría una serie de editoriales, artículos de opinión y de amplia cobertura periodística que aparecerían en números posteriores, haciéndose eco de la delicada y difícil situación política por la que atravesaba la ciudadanía chilena ante la violencia fascista del régimen del General Augusto Pinochet.

En la página 53 de ese mismo número también aparecía una caricatura en blanco y negro del dominicano Roger Estévez y en la página siguiente, un análisis del golpe en Chile firmado por Régis Debray, célebre periodista francés hecho prisionero en Bolivia durante la fallida insurgencia guerrillera del Che Guevara.

En medio de un ambiente político y social donde la represión balaguerista hacía y deshacía, ¡Ahora! desafiaba la censura al expresar solidaridad con Chile mientras denunciaba, una vez más, la asonada golpista en Santo Domingo que, en un abril y cerrar de ojos, aniquiló el primer experimento democrático en la nación caribeña luego de la caída de la dictadura trujillista, abriéndole las puertas al régimen derechista y autoritario de Balaguer.

La publicación de este y otros editoriales en solidaridad con el pueblo chileno eran fruto de una larga tradición de hermandad entre los pueblos del continente. Pero además dejaba de entrever como el equipo editorial de ¡Ahora! asumía una postura independiente y democrática ante la represión en Chile y en Santo Domingo.

A continuación el editorial de ¡Ahora! de forma integra:

Dos golpes

En septiembre de 1963 todas las fuerzas negativas del país se concentraron para derrocar el gobierno de Juan Bosch.

« Ojala que estemos equivocados y que nuestros temores sean vanos. Pero tememos. Tememos por nuestro presente. Tememos por nuestro futuro. Y por el futuro denuestros hijos », decía el editorial de ¡Ahora! de esa época al juzgar a los golpistas.

Los temores de esta revista estaban justificados.

El temor de aquel presente porque el gobierno del Triunvirato, representante de una oligarquía que se creyó destinada a heredar el poder de Trujillo, fue incapaz de construir algo duradero para la historia dominicana.

Su historia de año  y medio fue la de un gobierno inútil, que solo sirvió para recordar con nostalgia los siete meses de paz y libertad que le precedieron.

El temor del futuro, de aquel futuro, porque como lo presentíamos estaría teñido de sangre. La insurrección del 24 de abril de 1965 fue la respuesta justa e inevitable a aquella situación ilegal.

El temor por el futuro de nuestros hijos, el temor por este presente, porque la República Dominicana continua con sus mismas urgencias, con sus mismos problemas, son sus mismas angustias que hace diez anos creíamos en buen camino de ser eliminados.

Precisamente al cumplirse un decenio de aquel golpe, la humanidad se ha sentido consternada por el derrocamiento del gobierno de la Unidad Popular chilena y por la muerte de Salvador Allende.

Aunque el régimen derrocado en Chile era mucho mas avanzado que el de Bosch, aunque las fuerzas sociales estaban mas definidas en la nación sudamericana, los argumentos de los golpistas han sido los mismos: combatir el desorden y luchar contra el comunismo.

Si sentíamos temor por lo que podría suceder aquí, por lo que ya esta comenzando a pasar en Chile tenemos pánico.

Pánico por el presente y el futuro de Chile; pánico por el futuro de los hijos de los chilenos.

Solo tenemos un deseo para los hermanos chilenos: que la historia los considere un poco mas que nosotros.

____Si tienes algún comentario acerca de este artículo escríbenos a esendom@esendom.com.