ESENDOM

Cultura y conciencia

Recordando a los heroés del 14 de junio: José Mesón y los revolucionarios

historia, historyNelson Santana

Por Nelson Santana

14 de junio de 2017

Hoy conmemoramos el 58 aniversario de la expedición del 14 de junio. En 1959, un grupo de luchadores de la libertad arriesgaron sus vidas cuando programaron un ataque aéreo y terrestre para derrocar el gobierno represivo del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina (1891-1961), quien llegó al poder en 1930 y cuya dictadura duró hasta su muerte el 30 de mayo de 1961. Sin embargo, el esfuerzo de las mujeres y hombres que participaron en el movimiento sirvió de catalizador para inspirar a los futuros hombres y mujeres a denunciar el gobierno de Trujillo y eventualmente a derrocarlo.

Antecedentes

Trujillo gobernó con mano dura desde el momento en que tomó la presidencia el 16 de agosto de 1930, eliminando toda y cualquier oposición. Similar a los regímenes autoritarios en otras partes del mundo, como la dinastía Somoza (Nicaragua), Augusto Pinochet (Chile), Ngo Ninh Diem (República de Vietnam), los Estados Unidos allanaron el camino para la ascensión de Trujillo durante los ocho años de la ocupación (1916-1924) de la República Dominicana. El personal militar estadounidense se aseguró de desarmar a la población dominicana, lo que dificultaba a los dominicanos organizar y recuperar su país.

En los primeros años de su "presidencia", Trujillo demostró su carácter antidemocrático y repulsivo. En su primer año como presidente obligó a todos los adultos a inscribirse bajo el recién formado partido político Partido Dominicano; a la vez encarcelando a cualquiera que se opusiera a unirse. Ese mismo año (1930), desde finales de agosto hasta principios de septiembre, el huracán San Zenón golpeó la ciudad de Santo Domingo, causando daños estructurales. Renombrada Ciudad Trujillo en 1936, la ciudad se convirtió en una de varias ciudades, monumentos, etc. nombrados o renombrados en nombre del dictador; tal como el Monumento a los Héroes de la Restauración y la Provincia de Trujillo. Entre las numerosas atrocidades cometidas contra la humanidad, el régimen de Trujillo violó un sinnúmero de adolescentes y mujeres y asesinó a innumerables dominicanos e inmigrantes, incluyendo a muchas personas de ascendencia haitiana (fuentes diferentes enumeran los números de 10.000 a más de 100.000).

El tenaz héroe José Mesón Acosta

El personal militar que sirvió bajo la dictadura fue testigo de primera mano de las atrocidades cometidas por el régimen. José Mesón Acosta es una persona que presenció la barbarie. Un líder revolucionario y militar, Mesón Acosta sirvió a su nación en diferentes capacidades incluyendo como sargento en la Marina Dominicana. A través de sus años de servicio al gobierno, Mesón Acosta ganó la confianza de la familia Trujillo, sirviendo finalmente como guardaespaldas del hijo de Trujillo, Ramfis, y también trabajó como maquinista para el yate personal del clan Trujillo, la Angelita (en honor a la hija del dictador).

Cansado de los caminos antidemocráticos de la dictadura, Mesón Acosta rompió con Trujillo mientras viajaba a Nueva York cuando acompañaba a Ramfis. Durante la visita a la Gran Manzana, Mesón Acosta se unió a personas de ideas afines interesadas en poner fin al régimen. Se unió a un grupo anti-trujillista dirigido por Manuel Batista Clisante en 1958. El grupo se entrenó para lanzar una ofensiva armada desde Miami, pero el plan tuvo que ser abandonado una vez que el régimen se enteró de la trama el 29 de julio de 1958.

Expedición de Constanza, Maimón y Estereo Hondo

Nunca perdiendo de vista su objetivo por una nación libre y decidido a acabar con el Trujillato, Mesón Acosta siguió conspirando con compañeros luchadores por la libertad. En cierto sentido, la revolución cubana trajo esperanza e inspiró a estos hombres y mujeres guerrilleros a continuar sus esfuerzos. Continuaron su formación en La Habana, Cuba, uniéndose al Movimiento de la Liberación Dominicana, que con el apoyo de Fidel Castro fundó el Ejército de Liberación Nacional. Una vez iniciado el entrenamiento, los luchadores por la libertad planeaban llegar a tres lugares diferentes: Constanza en la provincia de La Vega y Maimón y Estero Hondo en la provincia de Puerto Plata. Los tres grupos planificaron llegar a la isla el 14 de junio de 1959. Sin embargo, sólo el ataque aéreo llegó el 14, mientras que los barcos no desembarcaron hasta varios días más tarde debido al sabotaje y las inclemencias del tiempo.

Comandada por José Horacio Rodríguez y posteriormente capitaneada por Mesón Acosta, la Carmen Elsa desembarcó en Maimón con 96 expedicionarios el 20 de junio. En su viaje de Cuba a República Dominicana, Carmen Elsa experimentó lo que muchos percibieron como sabotaje y casi se hubiese hundido si no fuera por la experiencia y la agilidad de Mesón Acosta cuando arregló el timón del barco y capitaneó a sus compañeros a salvo.

A su llegada, las fuerzas militares de Trujillo saludaron a los revolucionarios con balas y bombas desde tierra y aire. Muchos luchadores de la libertad perdieron sus vidas o resultaron heridos durante la batalla. Lesionado durante el combate, las fuerzas armadas de Trujillo capturaron a Mesón Acosta.

Una vez capturado, Mesón Acosta fue llevado a la base aérea de San Isidro y luego a La Cuarenta, la cárcel reservada para los enemigos más despreciados del Trujillato. Los prisioneros-hombres, mujeres, adolescentes- sucumbieron a la tortura incluyendo privación de sueño, descarga eléctrica, eliminación de uñas, así como otros métodos. Haber trabajado estrechamente con la familia Trujillo como guardaespaldas y su antiguo pasado con el ejército dominicano proporcionó más combustible para la tortura que experimentó Mesón Acosta. Etiquetado como traidor por Ramfis, el régimen empleó castración y electrocución hacia Mesón Acosta, a pesar de otros métodos. La imagen final de Mesón Acosta vivo es una fotografía tomada durante sus últimos momentos mientras estaba sentado en una silla eléctrica. Después, los secuaces desmembraron su cuerpo y lo mostraron en la ciudad para advertir a los potenciales "traidores" de lo que les esperaba.

Conclusión

Los participantes pasaron a ser conocidos como los héroes del movimiento del 14 de Junio. Este no es el único movimiento que pretendía derrocar al Trujillato. Años antes, en 1947, las fuerzas rebeldes apuntaban a derrocar a Trujillo en lo que hoy se conoce como la expedición de Cayo Confites. Pensadores e intelectuales como Juan Isidro Jimenes Grullón y Juan Bosch desafiaron a Trujillo abiertamente desde el principio; algunos llegando a publicar libros y artículos. Hay algunos héroes y heroínas como las hermanas Mirabal cuyas historias serán recordadas para siempre, ya que han sido inmortalizadas en obras como el libro de Julia Alvarez, En el tiempo de las mariposas (1994). El adolescente Mayobanex Vargas, colega de Mesón Acosta, participó en el Movimiento 14 de Junio, llegó por avión y aterrizó en Constanza. Como Mesón Acosta, el régimen lo capturó. Una de las pocas personas que sobrevivieron a la prueba, Vargas es el último expediente superviviente conocido. Falleció en diciembre de 2016.

Tomemos este día para reflexionar, respetar y honrar las vidas de los hombres y mujeres que sacrificaron sus vidas para acabar con el despotismo y llevar a la libertad a la República Dominicana. Recordemos aquellos cuyos nombres han sido grabados o cuyas historias se han compartido, pero también honremos a los que han permanecido sin nombre.

Gracias!